Publicado el

AMLO: reforma eléctrica no afecta al T-MEC

«No se afecta en nada el tratado (…), el T-MEC no tiene nada que ver con la corrupción y eso fue lo que le dijimos a Kerry. Nosotros vamos a cumplir y queremos tener siempre una buena relación con Estados Unidos (…) no nos vamos a pelear con el gobierno de Estados Unidos pero no aceptamos la corrupción», dijo López Obrador.

El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó el jueves que una propuesta suya para reformar el sector eléctrico en México y que aún debe ser sometida a discusión y votación en el Congreso, afecte al tratado comercial de Norteamérica (T-MEC), como han advertido funcionarios de Washington y otros sectores.

Así, López Obrador respondió a una pregunta sobre las declaraciones del enviado especial estadounidense para el clima, John Kerry, quien dijo el miércoles que instó al mandatario a garantizar que los cambios planeados en el sector eléctrico no infrinjan el tratado.

López Obrador se reunió el miércoles con Kerry, quien realizó una visita para abordar entre otros temas una discutida reforma del sector eléctrico local, la cual ha causado preocupación en Estados Unidos y Canadá ya que podría afectar inversiones de ambos países y favorecería a la empresa estatal CFE.

«Fue una conversación amable, respetuosa (…) Le aclaramos que estamos a favor de las energías limpias y en contra de los negocios sucios y vamos a convencer y persuadir que a todos nos conviene que no se (…) destruya a la CFE», expresó López Obrador en su conferencia mañanera.

«No se afecta en nada el tratado (…), el T-MEC no tiene nada que ver con la corrupción y eso fue lo que le dijimos a Kerry. Nosotros vamos a cumplir y queremos tener siempre una buena relación con Estados Unidos (…) no nos vamos a pelear con el gobierno de Estados Unidos pero no aceptamos la corrupción», sostuvo.

La reforma constitucional propuesta por López Obrador prioriza a la estatal de electricidad, CFE, frente a actores privados, algo que ha levantado críticas de varios sectores que aseguran que el cambio socavaría la inversión en energías limpias.

FUENTE: eleconomista