"Innovación como beneficio en asesorías de primer nivel"

Ser una de las Firmas más grandes e importantes del mundo, ha comprometido a Baker McKenzie a ser un referente en el ámbito legal y responder a esas expectativas con resultados eficaces; encomienda que ha hecho a la perfección, de acuerdo con el Mtro. Raymundo Enríquez Sánchez, socio administrador del Despacho localizado en México.

Durante más de 60 años, expuso el abogado, el profesionalismo y el compromiso han sido la base de su servicio, al cual le han agregado el beneficio de la innovación tecnológica, ya que el Despacho se convirtió en puntero dentro del uso de la inteligencia artificial para dar una mayor certeza jurídica a sus clientes.

“Aplicamos una serie de soluciones, como el Design Thinking, y el manejo de datos, con el Data Management, y tenemos la capacidad de distribuir ese conocimiento a lo largo de las 77 oficinas que tenemos a nivel mundial, en donde nos posiciona con un valor agregado muy importante”, explicó.

Esta forma de trabajo, indicó, les ha permitido brindar asesoría de primer nivel a grupos laborales, entre los que destaca el sector automotriz. Donde han tenido participaciones importantes en sus contratos colectivos, brindándoles ventajas competitivas a través de sus áreas de práctica, las cuales se han especializado en industrias específicas y materias como Fiscal, Propiedad Intelectual, Competencia Económica y Energía.

En cuanto al tema energético, el Mtro. Benjamín Torres-Barrón, socio líder de esa materia, dijo que en Baker McKenzie observan cambios constantes, no sólo a nivel regulatorio, ya que se vive una transición energética donde evolucionamos y las empresas buscan medios más asequibles de generación de energía limpia.

“Por sus políticas de sustentabilidad y Gobierno Corporativo, buscan medios de producir o consumir energía más eficiente, limpia y barata. Se convierten en más sustentables, para cumplir con los compromisos que han asumido los países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y trazar un cambio sustancial en el sector”, resaltó.

Para el litigante, en la Firma han sabido adaptarse a estos cambios y ser precursores de todos estos ajustes, sobre todo ahora que también se ha acelerado el cambio de manos entre varias empresas y hay una actividad constante en temas de fusión y adquisición, en donde, como Firma, asesoran a sus clientes en la compra de dichos activos.

Pero los cambios no sólo han sido en esa rama, sino también en el sector inmobiliario, mismo que hoy cuenta con reestructura, donde debido a la utilización del espacio y la movilidad, el trabajo en casa y los equipos de videoconferencias, se han generado cambios trascendentales, así lo expresó el abogado.

De acuerdo con Torres-Barrón, los desarrolladores están readaptándose y redescubriendo estas nuevas maneras de ofrecer productos y servicios de construcción, en esta nueva realidad, en la que se va a tener que aprender a convivir en casa y en las oficinas de una manera más dinámica.

Baker McKenzie se fortalece y se ha encargado de convertir las crisis en oportunidades para ayudar a los proyectos a tener rentabilidad y mitigar los riesgos que pueden presentarse, ayudando a realizar trámites de permisos de construcción, fusiones o licencias.

El Despacho no sólo se refuerza hacia adentro, sino también hacia afuera, porque además de estar en constante evolución y ser el primero en realizar cambios internos que se suscitan en otras partes del mundo, también ha dejado huella en temas de inclusión con políticas que ha llamado de «familia», con las que apoya a las mujeres a alcanzar puestos directivos, laborar desde casa y gozar de diferentes horarios, así como apoyar a papás en temas parentales, que convierten a la Firma en Socialmente Responsable.