Publicado el

NUEVAS NORMAS OFICIALES MEXICANAS EN MATERIA DE CALIDAD ATMOSFÉRICA

Los pasados 27, 28 y 29 de octubre, se publicaron las siguientes normas oficiales mexicanas, por parte de la autoridad ambiental en materia de salud:

  • NOM-021-SSA1-2021, Salud ambiental. Criterio para evaluar la calidad del aire ambiente, con respecto al monóxido de carbono (CO). Valores normados para la concentración de monóxido de carbono (CO) en el aire ambiente, como medida de protección a la salud de la población.
  • NOM-023-SSA1-2021, Salud ambiental. Criterio para evaluar la calidad del aire ambiente, con respecto al dióxido de nitrógeno (NO2). Valores normados para la concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) en el aire ambiente, como medida de protección a la salud de la población.
  • NOM-025-SSA1-2021, Salud ambiental. Criterio para evaluar la calidad del aire ambiente, con respecto a las partículas suspendidas PM10 y PM2.5. Valores normados para la concentración de partículas suspendidas PM10 y PM2.5 en el aire ambiente, como medida de protección a la salud de la población.
  • NOM-026-SSA1-2021, Salud ambiental. Criterio para evaluar la calidad del aire ambiente, con respecto al plomo (Pb). Valor normado para la concentración de plomo (Pb) en el aire ambiente, como medida de protección a la salud de la población.

Dichas normas sanitarias establecen valores máximos de calidad del aire, los cuales deberán ser tomados en cuenta por las autoridades ambientales federales y locales para implementar medidas de mitigación y contingencia en protección de la salud de la población.

Dichas normas pretenden ir implementando gradualmente criterios más estrictos, equivalentes a los de la Organización Mundial de la Salud.

En el caso de industrias altamente contaminantes, de la entrada en vigor de dichas normas se desprende que se ejercerá con ello un control más estricto en materia de emisiones por parte de las autoridades ambientales, especialmente en casos de contingencias ambientales.

Contrasta la emisión de estas normas sanitarias/ambientales, con una política pública de apoyo a energías fósiles y de industrias cuya carga contaminante puede llevar a la implementación de medidas ambientales que afecten a terceros, en áreas donde se encuentren refinerías o centrales eléctricas que empleen combustibles fósiles y emitan cargas considerables de contaminantes, afectando con ello -en el caso de la implementación de una medida de contingencia- a industrias y servicios que cumplan con límites de emisiones.

Quedamos a sus órdenes para comentar los posibles efectos y consecuencias que pudiera tener la entrada en vigor de estas normas de salud ambiental.

Publicado el

IMPLICACIONES Y AFECTACIONES POR LA ENTRADA EN VIGOR DEL “COMPLEMENTO CARTA PORTE”

En términos de los artículos 29, fracción VI y 29 A, fracción IX del Código Fiscal de la Federación, los contribuyentes se encuentran obligados a cumplir con los requisitos que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) mediante reglas de carácter general, establezca para la expedición de comprobantes fiscales.

Haciendo uso de dicha facultad, el SAT, dentro de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2021, emitió la regla número 2.7.1.9, mediante la cual, estableció lo siguiente:

  • Los propietarios (en el supuesto en que ellos transporten sus mercancías), agentes de transporte y transportistas, deberán de emitir el complemento carta porte que se incorpore al CFDI correspondiente.
  • Dependiendo de si son propietarios, agentes de transporte o transportistas, tendrán que emitir un CFDI de ingresos o de traslado, cumpliendo para ello, con los requisitos puntuales marcados por la regla referida.
  • En caso de no cumplirse con los requisitos señalados y con la emisión de los CFDI con los complementos correctos, entonces se pondría en tela de juicio tanto la identificación de la mercancía en cuestión, como la deducibilidad para efectos del impuesto sobre la renta y el acreditamiento para efectos del impuesto al valor agregado, de los montos pagados por concepto de transporte de mercancías.

Lo anterior, deriva en una serie de dudas y cuestionamientos que aún no han sido resueltos por las autoridades fiscales, inclusive se concedió una prórroga para efecto de que la normatividad descrita entre en vigor hasta el 1o de diciembre del presente año. Prórroga que según señalan diversas cámaras empresariales, resulta insuficiente por aspectos de interpretación normativa que quedan por atenderse, así como por temas de implementación.

Considerando lo expuesto, es que resulta de vital importancia que empresas comercializadoras o productoras que transporten sus propias mercancías, así como agentes de transporte o transportistas, analicen a detalle la afectación que esta norma podría implicar en sus operaciones, así como la contingencia fiscal que derivaría de su incumplimiento. Lo anterior para efectos de lograr su debido cumplimiento y/o analizar la interposición de medios de defensa que resulten procedentes.

Sin más por el momento, invitamos a todos nuestros clientes a que, en caso de tener duda sobre este tema, se pongan en contacto con nosotros a fin de brindarles una asesoría al respecto.