"Especialidad legal de alto nivel para las inversiones"

Con 87 años de experiencia, Goodrich cuenta con una amplia tradición jurídica al otorgar a sus clientes los mecanismos necesarios para hacer de sus objetivos comerciales una realidad. La firma cuenta con una amplia gama de áreas e industrias. Nuestros abogados logran una aproximación innovadora sobre los servicios legales contemporáneos, los cuales se adaptan a las necesidades de la comunidad empresarial alrededor del mundo.

Las recientes reformas aprobadas en México, sumadas a la actual situación económica y política del país, mantienen a la iniciativa privada bajo un cobijo de cautela e incertidumbre.

Es por ello que la Firma Goodrich, Riquelme y Asociados se caracteriza por contar con un alto nivel de especialidad en el asesoramiento de sus clientes para mantenerse como un aliado empresarial de gran valor.

En entrevista para la 9. a edición de Tops “Los Mejores Abogados en México”, los socios del Despacho hablaron sobre el futuro de la industria energética, las inversiones que podrían generarse a partir de las energías renovables, y criticaron que el gobierno mantenga una política anticíclica y regresiva en cuanto a temas de refinación.

“Es un momento complicado para el país, creo que la fortuna de los sectores intensivos en capital es que tienden a ver más con la macroeconomía, eso hace que las grandes decisiones de inversión puedan ponerse en paréntesis, pero desde luego que hay un desaliento de inversiones en México”, explicó el Dr. David Enríquez Rosas.

Por su parte, el abogado Jorge Sandoval externó su preocupación ante el menoscabo que la actual administración ha demostrado al convertir al sector energético en uno altamente litigioso, pasando por la frontera de lo controvertido y transformarlo en un desincentivo para la inversión.

En otros temas, Luis Pérez Delgado, experto en Derecho Corporativo e Inmobiliario, se refirió a la Reforma Laboral en materia de outsourcing, la cual calificó de novedosa para el país. Señaló que será una oportunidad para que las empresas demuestren su capacidad de adaptación ante las diversas reglamentaciones en materia fiscal, de Seguridad Social y Corporativa.

En su oportunidad, Enrique Díaz, Socio Administrador de la Firma y encargado de las prácticas de Propiedad Industrial e Intelectual así como de Regulatorio, señaló que la Seguridad Social es un derecho que tiene que llevarse de forma armónica con la empresa y a través de aportaciones voluntarias. Argumentó que de nada sirve que las empresas demuestren que cuentan con un universo de empleados con este derecho, si su cuota productiva es menor, por lo que es necesario armonizar y estandarizar.

Habló también sobre la situación financiera que enfrenta el sector empresarial, en el que el 85 % de las empresas en México han presentado pérdidas, es decir, sólo un 15 % ha capitalizado la crisis sanitaria por dos motivos fundamentales: uno, por estrategia, y dos, por la propia naturaleza del negocio.

Al cuestionar a los socios sobre los principales retos en sus áreas de práctica coincidieron en que la pandemia por COVID-19 fue una prueba para el poder judicial y para ellos, al cambiar sus dinámicas de trabajo.

“El principal reto fue que las autoridades estuvieron cerradas, estaba imposibilitado para continuar con el litigio en diferentes materias: laboral, propiedad intelectual y eso se sale de control y tiene mucho que ver con el desarrollo económico, porque no hay el impulso natural o correcto que quisieran tanto los abogados como las empresas y los trabajadores”, afirmó el Lic. Guillermo Sosa.

En materia de Propiedad Intelectual el desafío radica en dos vertientes, de acuerdo a los miembros de la Firma; por un lado, homologar los trámites para que queden bajo la actual legislación; y por el otro adecuarse a los parámetros de trabajo dictados en su momento por la contingencia sanitaria, pero sobre todo el saber monetizar todos los intangibles de los clientes. El futuro de cualquier empresa, negocio o país, radica en gran medida en la Propiedad Intelectual, en su desarrollo, protección y explotación.

Finalmente, el Lic. Enrique Díaz consideró que el principal reto que tienen como Despacho es cambiar la visión de muchas empresas sobre el servicio legal, sobre todo en cuanto al papel que juegan los abogados, “Creo que tienen que aprender a vernos diferente; no somos el enemigo, somos el aliado mágico y mucha de su ganancia y plusvalía puede radicar en sus abogados”, enfatizó.

Contáctanos

(55) 5533.0040

www.goodrichriquelme.com/es/

Paseo de la Reforma #205, C.P. 06500, CDMX