"Imprescindible independencia de poderes y respeto a instituciones"

La Reforma Constitucional al Poder Judicial aprobada en noviembre del año pasado corre el riesgo de ser usada como un arma de centralismo político, así lo señaló el Mtro. Jaime Guerra González, experto litigante, quien hace un balance sobre el impacto de esta nueva ley. Explicó que aunque contiene otros elementos que resultan positivos como la conversión de tribunales unitarios a colegiados en materia de apelación para asuntos penales, federales y civiles, hay cuestiones que siguen generando polémica y críticas.

“Concentrar un mayor poder en el Presidente de la Suprema Corte para efectos de resolver la admisión, o no, de temas de constitucionalidad es muy grave; lo que vemos es un centralismo de control tremendo”, destacó.

Cuestionó además, la ampliación del mandato del actual presidente del máximo tribunal, “si el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Lic. Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, se jacta de ser constitucionalista y que prometió respetar y hacer valer la Constitución cuando aceptó su cargo como Ministro, deberá de declinar la prórroga en la duración de su mandato que en forma bondadosa le está otorgando la Cámara de Senadores en el artículo transitorio que establece eso”.

El socio Fundador de Guerra González se pronunció también en contra de que, en esta Reforma, los juzgadores no tengan el derecho de impugnar las resoluciones que emita el Consejo de la Judicatura Federal cuando se les imponga alguna sanción, incluso al tratarse de la destitución, considerando que es una decisión que vulnera y limita los derechos humanos.

“El Consejo de la Judicatura no es un órgano que sea perfecto, pueden equivocarse de alguna forma, por ello todas las resoluciones deben tener un recurso y eso está en los tratados internacionales. Esta reforma estaría marginando de la ley a los juzgadores al no poder hacer validos sus derechos”, reconoció.

El abogado con más de 50 años de experiencia profesional hizo hincapié en la necesidad de luchar por la independencia de los poderes. Destacó que la democracia y el sistema jurídico deben ser como un barco y su capitán, es decir, uno es el soporte y otro, la dirección.

“Es imprescindible el respeto a las instituciones. Lógicamente, el que sean independientes unas de otras, siempre confiando en que se aplicará la ley, es el punto primordial, si no se confía en el sistema jurídico, el barco se va a hundir”, expresó.

Habló también sobre el cambio en la mesa directiva de la Barra Mexicana de Abogados y pidió a los nuevos miembros una participación más activa de pronunciamientos sobre reformas que legisla el Congreso y en las que, reconoció, se han violado los principios constitucionales.

“Lo principal que debe hacer una Barra es estar muy activa con el Congreso haciéndose presente constantemente y haciéndole ver todas las posibles violaciones que se podrían generar al emitir una ley al vapor”, indicó.

El Mtro. Guerra González destacó la labor que realizan como Firma para mantener el Estado de Derecho e impulsar nuevas estrategias jurídicas sobre todo en temas que han registrado un incremento por cuestiones económicas y de salud como los asuntos patrimoniales, laborales, de cartera vencida en los bancos y solicitudes en temas de concursos mercantiles.

“No pasa desapercibido, igualmente, que en esta pandemia se han incrementado seriemente los procesos de divorcio derivado de este confinamiento, donde las parejas, lejos de entenderse, se dividen al no poder coexistir”, informó.

Contáctanos

(55) 5488.6100

www.guerragonzalez-abogados.com

Santa Margarita 232, Col. Insurgentes San Borja, Del. Benito Juárez, C.P. 03100, CDMX