Publicado el

México dejará de importar gasolinas a finales del 2023, reitera López Obrador

Durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que la refinería Deer Park en Texas “está operando al 85% de su capacidad”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que para finales del 2023, su gobierno dejará de importar gasolinas y diésel, por lo que el país será autosuficiente-dijo- con las seis refinerías con las que cuenta, más la planta Deer Park en Texas, Estados Unidos, que fue adquirida por Petróleos Mexicanos (Pemex) el año pasado.

“Yo sí estoy convencido que, para el año próximo, a finales del año próximo ya somos autosuficientes, es decir, no vamos a comprar gasolinas en el extranjero ni diésel”, dijo López Obrador.

Durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, López Obrador refirió que la refinería Deer Park, que Pemex adquirió el año pasado, “está operando al 85% de su capacidad”.

Mencionó que mantendrán sus puestos los trabajadores de esa refinería en Estados Unidos, “pero la refinería es de la nación, es de México, ya se adquirió, ya todos los beneficios son para México”.

Indicó que por su parte, en promedio, las seis refinerías en México están operando al 70%, “después de que hemos hecho una inversión importante y se han reparado plantas”.

Argumentó que cuando asumió el cargo en 2019, de las seis refinerías, dos estaban funcionando y cuatro estaban detenidas, por lo que “estaban procesando 30% del crudo. Entonces, ya las tenemos en 70, van a seguir aumentando en su capacidad porque continúa el programa de modernización”, refirió.

Respecto a la próxima refinería de Dos Bocas, Tabasco, López Obrador dijo que se están formando ingenieros en el Instituto Mexicano del Petróleo para trabajar en la nueva planta.

Añadió que se está terminando de construir una coquizadora en Tula, “y no descartamos también, todo va a depender del tiempo, porque no quiero dejar nada inconcluso, no descartamos la posibilidad de construir una coquizadora en la refinería de Salina Cruz, que se quedaría esa refinería sin coquizadora  y sería la única que estuviese produciendo combustóleo, y producir combustible no es lo mejor, con la planta coquizadora ese combustóleo se convierte en gasolina y es más la rentabilidad de las plantas y, no sólo eso, menos contaminación se va logrando con la modernización de las refinerías”, expuso.

El primer mandatario sostuvo que con esas acciones es posible mantener los precios actuales de las gasolinas y del diésel, ya que además los excedentes por el aumentó en el precio del crudo se utilizarán para quitar el Impuesto Especial en Producción y Servicios; “esto va en beneficio del consumidor que está pagando la gasolina a 21 pesos la regular, 22, lo que no sucedía desde hacía mucho tiempo. Ahora es más barata la gasolina en México que en Estados Unidos, eso se ha logrado y va a continuar esa política”, planteó.

FUENTE: eleconomista