Publicado el

Restructurar el Instituto Electoral es por ley: Avendaño


 Periódico La Jornada
martes 24 de mayo de 2022 , p. 27

La restructuración del Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) se debe realizar independientemente de si el Congreso local aprueba o no la reforma, indicó la consejera presidenta del organismo, Patricia Avendaño Durán.

En entrevista, explicó que el artículo 83 del Código Electoral local prevé un reordenamiento de la estructura al año siguiente de una elección, por lo que el Congreso “se nos adelantó a un análisis que por ley tenemos que hacer”.

Reiteró que el instituto no está en contra de los cambios –que implican la reducción de cinco áreas y la desaparición de 100 plazas laborales–, no obstante, solicitó a los diputados más tiempo para hacer un análisis integral de todo el instituto y no sólo de la contraloría interna y la Unidad de Fiscalización, como propone el Congreso.

Si bien todavía falta detallar el costo de las indemnizaciones, dejó claro que los cambios implicarán reducciones de sueldos de funcionarios que tienen un ingreso incluso mayor al de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

“Lo que propone la reforma es que desaparezcan áreas; evidentemente, no se pueden rescatar esas figuras porque son áreas que tienen puestos con niveles salariales altos. En caso de que proceda en el Congreso, nosotros tendríamos que asumir esos puestos en otras áreas, y por supuesto que no podrían homologarse los salarios con los de los titulares de esas áreas.

“Queremos que haya esta sensibilidad, esta escucha respecto de qué sabemos, porque tenemos muy claro que debemos llevar a cabo este análisis de la estructura organizacional del instituto, y lo que básicamente queremos es tiempo”.

A la pregunta de si el IECM fue una institución para pagar cuotas partidistas, Avendaño comentó que su experiencia en el organismo fue en áreas distritales, por lo que desconoce los criterios que se utilizaron en la contratación del personal, específicamente en la contraloría interna, cuya estructura recibió recursos millonarios de la entonces Asamblea Legislativa cuando Mauricio Toledo era diputado local y su hermano, Nelson Toledo, se desempeñaba como subcontralor.

FUENTE: jornada.com.mx