"Innovación, creatividad y resultados"

El modelo actual de prestación de servicios legales, como la mayoría de los modelos de negocio en el mundo, han sido duramente retados por la pandemia mundial de COVID-19. En este sentido, la asesoría legal que demanda la “Nueva normalidad” no es otra que el resultado de la aceleración de diversas tendencias ya observadas desde hace tiempo. Y el lema de este Despacho resume la fórmula de la adaptabilidad.

Sámano Abogados es una firma que a lo largo de sus 20 años de existencia se ha dedicado a reinventar la forma de prestar servicios legales, rompiendo paradigmas, cuestionando modelos, cambiando el discurso, e incorporando a la tecnología como un elemento intrínseco de su práctica. Su acercamiento al servicio se rige bajo métricas similares a las de un proceso industrial: extremo cuidado en la procura de insumos, profunda atención a la calidad de la manufactura, y refinamiento del producto final. Su insumo básico es el conocimiento. Su manufactura procesa ese conocimiento para dispensar productos legales efectivos en forma ágil y oportuna. Y su estricto control de calidad asegura que cada asignatura se desarrolle en silos especializados sujetos a revisión de cumplimiento de los altos parámetros que caracterizan el trabajo de la Firma.

No es de extrañarse que esta atípica visión de lo que es el servicio legal haya derivado en la incorporación de herramientas tecnológicas que le permitan a sus miembros eficientizar sus capacidades y comunicación. Fue hace ya 6 años que el Despacho implementó un ambicioso proyecto denominado “Abogado Móvil”, apenas en los inicios de la era de la “nube”, para proveer a su equipo con herramientas tecnológicas para operar “a distancia”, sobre plataformas accesibles desde diversos dispositivos para mantenerse comunicados entre sí y con la capacidad de intercambiar, conocer, y contar con la información y documentación necesaria para la ejecución de sus asignaturas. Este proyecto cimentó la orientación tecnológica del Despacho, hoy una de sus principales áreas de especialidad, y derivó en la concepción, implementación y puesta en marcha de su primer aplicativo: Legal Shelf (www.legalshelf.mx ).

Es por ello que para esta Firma el surgimiento de la pandemia de COVID-19 no ha implicado un reto particular en la atención de sus cargas de trabajo. En su lugar, la pandemia ha representado la oportunidad de repensar, reevaluar y redefinir sus procesos de interacción personal y el uso de sus espacios físicos. La respuesta, por primera vez, se ha alejado del riguroso análisis metódico, estructural y de inmersión tecnológica que ha caracterizado la reacción de la Firma ante los retos que ha enfrentado. En este caso, la respuesta se ha ido construyendo con base en los valores y principios de la Firma.

El mayor reto que la pandemia le ha impuesto a Sámano Abogados ha sido a nivel personal y humano. Y la reacción ha sido a ese mismo nivel: empática, solidaria, receptiva e incluyente. La organización implementó un modelo permanente de trabajo remoto (home office), con estadías específicas y escalonadas en oficinas permaneciendo únicamente aquellos silos de interacción necesarios para mantener el ritmo de innovación, calidad y respuesta de trabajo. El principio rector ha sido la autoevaluación individual del riesgo y del estado anímico. Los abogados y el personal administrativo son libres de trabajar a distancia o de asistir a las instalaciones. La comunicación continúa con base en las soluciones tecnológicas implementadas y en operación. La cohesión del equipo, la identidad y la permanencia se mantiene a través de pláticas y conferencias presentadas por especialistas, y con espacios de interacción virtual.

Sámano Abogados también se ha dedicado a fortalecer e impulsar su área de Responsabilidad Social, ampliando el alcance del trabajo Pro Bono, el apoyo a Organizaciones de la Sociedad Civil, y su participación en la Fundación San Miguel Met Opera (es.sanmiguelmetoperatrust.org).  Conscientes de los complejos retos que la pandemia ha impuesto, la contribución social que todos podamos aportar es hoy, más que nunca, imprescindible. Un esfuerzo cada día, una acción a la vez, y una meta después de otra. Esta es la visión de solidaridad y unidad con la que Sámano Abogados asume su responsabilidad. Recientemente se unió a los Estándares Pro Bono promovidos por la Red Pro Bono México, Appleseed, y la Fundación de la Barra Mexicana de Abogados.

Excelencia en servicio, compromiso social, innovación y solidaridad pueden resumir la práctica legal de Sámano Abogados.

Contáctanos

(55) 8117.1560

www.samanosc.com.mx

Insurgentes Sur #1425 Piso 8, Col. Insurgentes Mixcoac, Del. Benito Juárez, C.P.03920, CDMX